La Fundación Educación y Cultura es una entidad chilena, sin fines de lucro, que fue constituida con el único propósito de ser un aporte para el desarrollo de Chile a través del fomento y mejoramiento de la educación superior, por lo que todo su patrimonio está destinado exclusivamente a la consecución de este fin.

Actualmente esta Fundación ejerce su rol de entidad sostenedora de Universidad Andrés Bello (UNAB), Universidad de Las Américas (UDLA) y Universidad Viña del Mar (UVM), además del Instituto Profesional Escuela Moderna de Música y Danza.

Sus directores, Jorge Selume Zaror, quien la preside, y Juan Antonio Guzmán Molinari, son profesionales chilenos con una larga trayectoria en el sistema de educación superior.

Entre otras destacadas labores académicas, de docencia y de gestión educacional, ambos han estado relacionados desde sus orígenes a la Universidad Andrés Bello, además de ejercer como miembros en instancias superiores de gobierno universitario en distintas entidades educacionales chilenas y extranjeras.

Los sellos distintivos que caracterizan a esta fundación son la calidad de la formación académica, su espíritu laico, el pluralismo, la libertad de pensamiento, la accesibilidad, la inclusión y la diversidad.

Junto a su propósito de mejorar y promover la educación superior en el país, por la vía de gestionar, sostener y administrar instituciones educacionales, la Fundación declara también como objetivo complementario el desarrollo y fomento de las ciencias, el arte y la cultura.